EDITORIAL

 

Fecha de publicación: 1-01-2017

Revista: The Ecologist para España y Latinoamérica

Autor: EcoActivistas

EL AYUNO

 

Hemos escrito mucho en "The Ecologist" sobre alimentación. Especialmente
sobre alimentaciones perniciosas y también sobre alimentaciones sanadoras.
Tocaba ya un monográfico dedicado al ayuno…


Sí, en "The Ecologist" hemos hablado mucho de alimentación. Y, mientras sigamos vivos, seguiremos escribiendo mucho sobre ello. Pero esta vez nos vamos a dedicar a escribir, sobre muchísimos puntos de vista diversos, sobre el ayuno, el dejar de comer. Y no solo de comer…

DEJAR DE HACER
En nuestra carrera a toda velocidad para llegar a ninguna parte nos hemos olvidado de los grandes sabios. Ya los viejos maestros del taoísmo, por ejemplo, nos advirtieron de que, para encontrar soluciones a nuestros grandes problemas, no era necesario hacer nada especial… sino dejar de hacer. Los grandes dilemas a los que se enfrenta la Humanidad no se solucionarán con nuevas tecnologías revolucionarias, sino si somos capaces de regresar a la senda cósmica y a una vida sencilla y natural en armonía con el universo entero y con nuestros propios corazones. Nuestra salud no necesita comer más cosas, sino dejar de comer muchas con las que nos atiborramos.

SILENCIO
Nuestra era es una era en la que conviven los problemas de obesidad y los problemas de la desnutrición. Una era en la que en unos sitios sobra todo y en otras partes falta todo lo imprescindible. Es decir, un mundo de locos. Todos saben ya que, en nuestro mundo, se come más de lo necesario y se comen muchas cosas nocivas. Hay que empezar a ayunar y mantenerse lo más lejos posible de todo lo superfluo. Todo lo que es innecesario es un despilfarro para el medio ambiente y una sangría para nuestra salud, tarde o temprano. En este monográfico no solo hablamos del ayuno terapéutico: también es necesario silencio, relajo, paz. Tenemos que dejar descansar nuestro sistema digestivo para que nuestra salud se mantenga viva y, también, tenemos que dejar en paz nuestra alma: aislarnos del ruido, ese ruido físico y metafórico que está por todas partes.

PASEN Y LEAN
Pasen y lean la innumerable cantidad de virtudes que tiene el dejar de ingerir, el dejar de hacer, el dejar de escuchar… El ayuno no interesa al Sistema. El ayuno es rebelde, indómito. Clarifica la sangre y permite al alma ver con claridad. ¿Quiénes somos? Sin ayunar de vez en cuando, no lo sabremos nunca